El proceso de dar con una idea que consiga un producto novedoso y que además satisfaga las necesidades de un segmento de la población o de un sector específico, no es nada fácil ni sencillo. Dar a conocer estos frutos posteriormente, tampoco; más que nada porque el público jamás podrá sentir nuestra misma pasión por nuestra creación, por nuestro bebé, aunque le solucione la vida. Pero, ¿para qué sirven las redes sociales entonces? ¡Justamente para esto!

Las redes sociales, se crearon para poder darnos a conocer, para mostrar nuestro día a día y de ese modo crear relaciones con más gente de la que hubiéramos podido hablar en toda nuestra vida. Y ¿qué pasa si las empresas les sacan provecho? Pues que pueden llegar a su público de un modo más personal…. De un modo más social al fin y al cabo. Como si hubieran estado todos ellos codo a codo con nosotros en todo este proceso, lo que posteriormente hará que quieran saber mucho más de los productos resultantes y sus geniales beneficios. Sentirán que son parte de esta empresa de algún modo.

image-11-copyright

Desde aquí podríamos transmitir todo ese proceso de creación, hacer que lo sintieran como suyo, que conocieran la esencia de esta marca y que entendieran a la perfección el porqué de esta gran idea, de este gran producto que les va a cubrir una necesidad real. ¡Es la diferencia entre hacerles sentir que forman parte de este proyecto, al igual que sus diseñadores, porque gracias a ellos o a entender sus necesidades se ha dado con el producto ideal, es decir, que también es su bebé, o hacerles sentir que se les quiere vender simplemente! Y todos sabemos lo que pasa cuando sentimos que alguien nos quiere vender algo, ¿verdad?

¿Nos unimos entonces a esta gran oportunidad? ¡A nosotros nos encantaría saber un poco más de esta gran idea para poderla transmitir de la forma más personal posible!